20 M-5 2.jpg

Abogados, Procuradores, Psicólogos y Protección de Datos

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Proteción de Datos de Carácter Personal (LOPD), establece una serie de obligaciones para las empresas, los profesionales autónomos (por ejemplo: ABOGADOS, PROCURADORES, etc) y otros, que sean tituales de ficheros que contengan datos de tipo personal "identificados o identificables".

El derecho a la protección de datos es un derecho del máximo rango constitucional, amparado por el artículo 18.4 de la Constitución Española, que dice: "La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos". En este sentido, la Sentencia del Tribunal Constitucional 292/2000 estableció que el derecho a la protección de datos es un derecho fundamental independiente.

Como se dice en la referida sentencia (STC 292/2000):

"El derecho fundamental a la protección de datos, a diferencia del derecho a la intimidad...atribuye a su titular un haz de facultades que consiste en su mayor parte en el poder jurídico de imponer a terceros la realización u omisión de determinados comportamientos...".

"...Garantiza a los individuos un poder de disposición sobre esos datos...que...nada vale si el afectado desconoce qué datos son los que poseen terceros, quiénes los poseen y con qué fin...".

Suele ocurrir que se dan altas utilizando el formulario habitual, tras lo cual el alta se archiva y nos olvidamos del asunto, pensando que hemos cumplido satisfactoriamente con el trámite. Pero hemos de matizar que el alta ha de ser complementada OBLIGATORIAMENTE con la elaboración del Documento de Seguridad, que es preceptivo según reflejamos en al párrafo anterior. Ante cualquier inspección, el alta en Protección de Datos estaría incompleta y podría ser objeto de sanción al faltarle el referido documento.

Conviene recordar también, según aclaramos hace tiempo en otra circular informativa, que no sirven las altas efectuadas de forma automática a través de módulos o botones de envío telemáticos que algunos programas suelen incorporar. Sólo el documento de alta, en soporte papel, entregado directamente en el Registro de la Agencia o enviado por fax, o el envío telemático firmado digitalmente sirven a efectos de registro en la AEPD. Conviene comprobar a través de la web de la agencia que nuestras altas estén realmente inscritas, sobre todo si realizamos el alta en su día utilizando los programas referidos.

Nuestros servicios incluyen las siguientes gestiones:

-Recogida de datos a inscribir por vía telemática

-Análisis de los datos contenidos a efectos de determinar el nivel de seguridad aplicable (básico, medio ó alto)

-Elaboración de Boletín de Inscripción

-Elaboración de Documento de Seguridad

-Inscripción definitiva en Agencia Española de Protección de Datos

-Elaboración de apostillas necesarias

-Elaboración de contrato de acceso a datos por cuenta de terceros caso de que fuera necesario.